viernes, 28 de octubre de 2016

Jaca, desde la cima de Oroel...





Agosto de 1983...

En una mañana calurosa,
subimos, una vez mas,
hasta la cima del Monte Oroel...

Todavía degustamos
unas sabrosas frambuesas,
que crecían en la cara Norte,
donde el sol 
no había logrado agostarlas...

¡Un sabor delicioso...!

Con un teleobjetivo de 300 mm.,
aún se pudo lograr algo...

¡Pasarían casi veinte años,
antes de que estrenara
la primera cámara digital...!

Con todo...,
las tradicionales,
tenían su encanto...











(Archivo: jacaenlamemoria.
Imagen: EPT).
















domingo, 23 de octubre de 2016

La Cueva de la Virgen. Oroel sur.





La Cueva de la Virgen.
Oro el sur.
Imagen de D. Francisco de las Heras.
Sobre 1930.


Una noche de mayo, 
acampados en este mismo lugar,
asistimos a un grandioso espectáculo...

¡La más increíble lluvia de estrellas,
que jamás haya podido contemplar...!

Los meteoritos se sucedían unos a otros...

Hubo momentos
en los que llegué a contar
cuatro, cinco...,,
o más, a la vez...

Un grupo de jóvenes,
llevando la imagen
de la Virgen de la Cueva,
emprendimos la ascensión 
sobre las cuatro de la tarde,
y, una vez alcanzada la cresta,
nos dirigimos a la cueva...

iba con nosotros
el P. Sanzol,
a quien, seguramente,
bastantes recordarán...

Le gustaba el senderismo,
y, a la menor ocasión,
ya estaba planeando
tal o cual caminata...

Cuando dejó la Escuela Pía de Jaca,
para ser traslado a Zaragoza,
según creo,
aún tuve ocasión de volver a verlo,
en un cine-fórum
que organizó en el Colegio...

Le agradaban estas actividades...

Se proyectó, cierta tarde de jueves,
la película "Juegos prohibidos",
dirigida por Rene Clément
en el año 1952.

El P. Sanzol, 
hizo la presentación,
y, tras la proyección del film,
propició un debate,
que se prolongó cerca de dos horas...

Años después,
asiduo a "La Clave",
magnifico programa
que presentaba y dirigía
José Luis Balbín,
recordé las sesiones de cine
del P. Sanzol.

Pero, estaba hablando de aquella noche,
junto a la Cueva de la Virgen...

Nunca llegué a contar,
ni se me ocurrió,
la gran cantidad de estrellas fugaces,
que surcaron el cielo nocturno...

Muertos de sueño,
y temblando de frío,
dejamos de observar los meteoritos,
cuando las luces del alba
acariciaron la ladera...

Era el año 1970...











(Archivo: jacaenlamemoria).




sábado, 22 de octubre de 2016

Veneratorio de Santa Orosia y Peña Oroel...


Veneratorio de Santa Orosia.
Fachada norte,
Al fondo, Peña Oroel.

Esta imagen, 
puede ser atribuída
a D. Francisco de las Heras.
Posiblemente, principios de los años cuarenta.











(Archivo: jacaenlamemoria).

Vista del poblado de los Arañones...


Vista de poblado de los Arañones.

Imagen de D. Francisco de Las Heras.

Sobre 1930.











(Archivo: jacaenlamemoria).


sábado, 17 de septiembre de 2016

La pista de esquí de Jaca...





Campo del Toro,
la pista de esquí de Jaca...

Yo era un retaco,
de la primera clase,
con el Hermano Tomás...

Poco más que un infusorio...

Mi madre, un domingo de nevada,
me llevó a ver la nieve,
caída en el Campo del Toro...

Los chicos,
se deslizaban pendiente abajo,
subidos en trineos
de fabricación casera, la mayoría...

Algunos grandullones,
intentaban la gran hazaña,
(eso me parecía...),
de lanzarse por la pendiente,
con unos esquíes
que nada tendrían que ver
con las maravillas de hoy...

Seguro que no...

Uno de ellos,
le dijo a un compañero:

- !Avisa a mi padre,
que me voy a matar...!

Frase que fue acogida
con grandes risotadas...

Cuando se disponía
a poner en práctica
su heroica decisión,
mi madre, 
me tomó de la mano,
y me llevó a casa...

Nunca pude saber
el final de aquel descenso,
y jamás tuve ninguna noticia...

Aún hoy,
recuerdo a aquel mocetón temerario...












(Archivo: jacaenlamemoria).


sábado, 10 de septiembre de 2016

Jaca: Una antigua imagen...


Jaca. 
Litografia del primer tercio
del siglo XIX.

Sin duda,
la litografia,
fue el principal medio
de divulgación de imágenes,
incluso después
de la aparición de la fotografía.

Permitía la reproducción
a considerable escala,
y con un alto nivel de calidad...

Litografía y fotografía,
se unieron en un objetivo común,
lográndose
 que cualquier imagen,
pudiese llegar 
a los lugares más remotos...

Esta litografia de Jaca,
es un interesante documento,
que muestra
cómo seria la ciudad y parte de su entorno.

Se reconoce, ¡cómo no!,
la Peña de Oroel,
algo velada por las brumas...

Podemos contemplar,
a la izquierda,
la Torre del Reloj.











(Archivo: jacaenlamemoria).


jueves, 1 de septiembre de 2016

Jaca.Vista de Oroel...


Impresionante vista de Oroel,
desde barranco fondo,
según se lee en la postal...

Fotografía 
de D. Francisco de las Heras,
años treinta...

Pertenece a una
de sus colecciones de postales,
que él mismo editaba...

Lo cierto es,
que la Peña de Oroel, 
se mire desde donde se mire,
siempre nos sorprende...











(Archivo: jacaenlamemoria).


Jaca. Ronda de San Pedro.





Jaca. Ronda de San Pedro.
Fotografía de D. Francisco de Las Heras.
Años treinta.











(Archivo: jacaenlamemoria).

Jaca. Interior de la Catedral.





Interior de la Catedral de Jaca,
desde el absidiolo izquierdo,
tomando el Altar Mayor
como referencia,
mirando al nártex principal.

Se desconoce la autoría de la imagen. 

Tampoco es posible
determinar la fecha con exactitud.

Es muy probable
que sea de los años 10 al 15.











(Archivo: jacaenlamemoria).

martes, 30 de agosto de 2016

Jaca. Misa de campaña en el patio de la Ciuadela...




Misa de Campaña 
en el patio de la Ciudadela.
Jaca.


No es seguro
adjudicar la autoría
de esta imagen fotográfica,
a D. Francisco de las Heras...
  
Puede, y esto sólo es una suposición, 
que utilizara la imagen
para alguna de sus ediciones de postales...













(Archivo: jacaenlamemoria).

Jaca: La calle Mayor... (años 50-60)





Jaca. La calle Mayor.


A la derecha, el rótulo de
la carnicería de Dámaso Gracia.

Unos pasos más hacia adelante,
puede verse el reloj 
de la Óptica-Relojería "Val",
antes de su reforma en el año 60.

La regentaba mi tío y padrino,
Gregorio Val Quílez,
casado con Ana Jarne,
que fue mi madrina.

A la izquierda, 
la librería "Abad",
donde siempre encontraba
algo interesante que leer.

También me surtía 
de lápices y pinceles,
blogs de dibujo,
papel para acuarela...,
y otros varios materiales...

A continuación,
foto "Peñarroya",
antes foto "Lasheras"...

Y mas allá,
el Ayuntamiento...

Sus reformas,
comenzaron en 1968,
si no recuerdo mal,
siendo ya Alcalde de Jaca,
D. Armando Abadía...

¡La calle Mayor...!

!Cuántas idas y venidas
en las tardes de domingo...!











(Archivo: jacaenlamemoria).


miércoles, 24 de agosto de 2016

...borrachos y borracheras...


"El triunfo de Barco",
conocido popularmente
como "Los borrachos".
Diego Rodríguez de Silva y Velazquez.


En Jaca, como en todo lugar,
había una tropa de borrachos...

Los habituales...,
y los ocasionales...

Los primeros, 
no tenían día ni hora...
Aunque, podía vérseles en los atardeceres,
tambaleantes,
y, como bien dijo
D. Francisco de Quevedo,
eran "hombres toneles,
andando a lo columpio..."

Inofensivos,
deambulaban por las callejuelas,
sobre todo,
por la archifamosa "senda de los elefantes"...

Habíalos callados,
habíamos cantadores,
y también estaba
la variedad de los vocingleros...

Los callados,
arrastraban su "calentura",
como formas espectrales...

Imponían un cierto respeto...

Porque...,
¿qué pena profunda
los empujaba
 a su cuasicotiniano recorrido...?

Los cantadores,
comenzaban en silencio,
y su afición "carusiana",
Iba "in crescendo",
hasta la madrugada...

De vez en cuando,
se abría un balcón,
y se escuchaba una voz,
soñolienta,
y no enojada,
que decía:
"¡Hala, Fulano,
vete a dormirla!
!O cambia de sitio,
que mañana madrugo!"

Y, el interpelado,
se iba con su música a otra parte...

Los vocingleros,
aireaban sus intimas querellas,
casi siempre de orden
familiar o laboral...,

Y con el tinte oscuro
de una queja común:
El maltrato de la vida...

Estos últimos,
en alguna ocasión,
enólicamente,
como es de comprender,
y ponían a caldo al gobierno...

Los "municipales" de entonces,
hacían oídos sordos,
y los dejaban en paz...

También en mi familia
hubo algún borrachín de primera...

Lo recuerdo tumbado,
una mañana veraniega,
sobre la hierba,
húmeda por el repente,
junto a la fuente de San Juan...,
en la bajada de las Benedictinas...

Cierto día,
se fue al entonces
Asilo de Ancianos...

Pero,
como la cabra tira al monte,
y más en estos casos...,
regresó al Asilo a deshora,
y con una pítima de categoría..

La hermana que lo recibió
tras la puerta de hierro colado,
le preguntó si volvía
"caliente" o "fresco"...

Y, al decir que "caliente",
( no mienten los borrachos...),
lo dejó fuera toda la noche,
"hasta que se le pasara la talanquera"...

Un vecino nuestro,
de una de las casas próximas,
falleció,
seguramente en estado de "gracia"...

Mi madre, se asomó a la ventana,
y se retiró diciendo:
"Ya lo llevan al Camposanto..."

Luego, la oí cantar,
por lo bajini,
eso de:
"¡...pobrecitos los borrachos
que están en el Camposanto...!
¡...que Dios los tenga en Su Gloria
por haber bebido tanto...!"

Quizás a modo de póstuma oración...

No me olvido de los dimingueros...

En cierta ocasión,
un mozo del lugar,
enganchó una buena tajada...

No conocía ni a su madre,
que iba tras él, llorando,
y lamentándose:

"¡...qué le habrán dado a mi hijo,
qué le habrán dado...!"

Otro día,
contaré más cosas...











(Archivo: jacaenlamemoria).







lunes, 1 de agosto de 2016

¡Pirineos...!


¡Pirineos...!

Algunas veces, al escuchar o evocar,
la que, para mí,
casi es una palabra mágica,
me viene esta imagen a la memoria...

El Collarada, 
tras los tejados.
que reverberan con el sol de agosto...

Y siento la distancia,
medida en kilómetros
y en tiempo...

Esos viejos muros,
que aún siguen en pie...

En contraste con las líneas rectas,
y perfectamente definidas,
de los edificios de la ciudad nueva...,
que avanza día tras día...

¡Pirineos...!

¡Palabra mágica...!

Capaz de abrir la sólida
e inamovible roca,
creada por el paso de los años...











(Archivo: cuevadelcoco.
Imagen: mirarlook/cuevadelcoco).


sábado, 23 de abril de 2016

La Calle de la Rosa: Poema nostálgico...


Calle de la Rosa.
Jaca.


Recorría yo en invierno,

después de las nevadas,

las calles solitarias,

transitadas apenas...


Pero entre todas ellas,

era mi preferida

una pequeña calle

que el sol no acariciaba...


Apenas unos pasos

sobre la blanca alfombra...

Mi juventud lejana

se quedó en tu penumbra...











(Archivo: jacaenlamemoria).









miércoles, 13 de abril de 2016

Una tarde de jueves...



El P. Jesús Angulo, solía llevar una pequeña cámara fotográfica, cuando, en las tardes de jueves, nos sacaba del colegio, para que "nos diera el aire".


Un grupo del tercer grado...año 1961...


El torreón...

Algo ha cambiado, 

Pero no totalmente...

El torreón y la fachada,
siguen en su sitio...

Aquellas felices tardes de jueves,
quedan, seguramente,
en la memoria
de cuantos compartimos
aquel año escolar...

¡Ha pasado tanto tiempo...!











(Archivo: jacaenlamemoria).

jueves, 7 de abril de 2016

El puente de San Miguel...


Puente de San Miguel.
Fotografía de D. Francisco de las Heras.
Entre 1925-30.

El puente de San Miguel,
es uno de los símbolos de Jaca.

Desde su impresionante arcada mayor,
se tiene una magnifica vista
hacia el Norte,
contemplándose el monte Rapitán,
y el Comparada.

Hacia el Sur,
la Peña Oroel,
emblema de la Ciudad,
y bajo Oroel,
el extenso llano de la Victoria.

De niños, teníamos prohibido 
llegar hasta el Puente.

Pero ya,
con once o doce años,
era un lugar muy atractivo,
que solíamos utilizar
como lugar ideal
para volar nuestras sencillas cometas,
a base de cañas,
papel de estraza,
larga cola de trapos,
y un ovillo de resistente cáñamo,
que nos quemaba las manos con el roce,
cuando el viento era fuerte...

Atravesado el puente,
a la izquierda,
florecían los lirios en abundancia,
cuando llegaba el mes de mayo...

Me agradaba su intimo
y apenas perceptible perfume...











(Archivo: jacaenlamemoria).

La Estación Internacional...


Vista panorámica 
de la Estación Internacional.

Fotografía 
de D. Francisco de las Heras.

Debe ser de 1930,
aproximadamente.













(Archivo: jacaenlamemoria).

viernes, 18 de marzo de 2016

Cuartel de Carabineros de Coll...





Cuartel de Carabineros de Coll.

Edición de D. Francisco de las Heras.

Sobre 1930.











(Archivo: jacaenla memoria).

miércoles, 16 de marzo de 2016

Jaca: Acueducto de San Salvador...





Acueducto de San Salvador.
Jaca.
Edición de D. Francisco de las Heras.
Entre 1925 y 1930.


Fue hacehace muchos años...

Durante una Semana Santa...

¿1970...?

Víctor Landa y yo,
salimos pronto de Jaca,
con intención de dar un buen paseo
hasta la hora de comer...

Y llegamos al acueducto,
que atravemos
y volvimos a atravesar...

No sé si hicimos alguna fotografía...


En todo caso, dejo aquí esta imagen,
debida a la cámara del Sr. Las Heras,
un verdadero romántico
Y ejemplo de fotógrafos...











(Archivo: jacaenlamemoria).
























































sábado, 27 de febrero de 2016

...fachada interior de "La Campanilla"...

 
 
 
 
 
Desde la terraza,
 
podía verse esta imagen,
 
imposible de contemplar desde la calle...
 
 
El patio interior de "La Campanilla"...
 
 
Hay nieve en los tejados,
 
que se confunde
 
con el cielo de un mediodía invernal...
 
 
En esa pequeña ventana,
 
un ventanuco oscuro, tocando el tejado...,
 
alguien me dijo que allí habitaba una bruja...
 
 
Una bruja no...,
 
pero allí se refugiaba un ave nocturna,
 
que lanzaba su lamento
 
desde el anochecer hasta el alba...
 
 
Jamás pude verla...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: jaca en la memoria.
 
Imagen: mirarlook/cuevadelcoco).
 
 
 
 
 


...desde mi ventana...

 
 
 
 
 
Desde mi ventana.
 
 
Extraña luz, en la tarde de agosto...
 
 
La Torre del Reloj, ya no tiene su chapitel...
 
 
El Colegio de la Escuela Pía,
 
en esta imagen,
 
aún sigue en pie...
 
 
Cuatro años más tarde,
 
fue derribado...
 
 
Siempre me gustaba contemplar
 
esas protecciones sobre las tapias
 
del patio de recreo...,
 
contrastando con las luces del ocaso...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: jacaenlamemoria.
 
Imagen: mirarlook/cuevadelcoco).
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Casa "Paco"...y otras cosas...


Casa "Paco".
 
 
La terraza de Casa "Paco",
 
era el lugar ideal, en los veranos,
 
donde ir a tomar unas cañas,
 
acompañadas de unas riquísimas aceitunas,
 
cuyo sabor, no he hallado en ninguna otra parte...
 
 
Los calamares y las sardinas fritas,
 
podían convertirse en un fiestorro,
 
y, al llegar a casa,
 
no tener ni el más mínimo deseo de cenar...
 
 
Siempre solía haber alguna guitarra,
 
para acompañar musicalmente
 
las riquísimas ofertas gastronómicas...
 
 
Al caer la noche veraniega,
 
solíamos aterrizar en el fondo del parque,
 
en la pequeña y acogedora pradera,
 
conocida como "el Rompeolas",
 
si bien, como alguna vez he indicado,
 
su verdadero nombre
 
era "el rompeolas"...
 
 
Algún cursi del lugar,
 
debió de cambiarlo,
 
por considerar que "rompeolas",
 
era demasiado vulgar y ramplón...
 
 
Hoy, que se llegará a cambiar de nombre hasta las montañas,
 
al paso que vamos,
 
bien podría recuperarse el primero y auténtico
 
de este lugar del parque,
 
desde donde se contemplan
 
unos hermosos atardeceres en cualquier época del año...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: jacaenlamemoria.
 
Imagen: mirarlook/cuevadelcoco).

Forranchinas...

 
 
 
 
La fuente de "Forranchinas".
 
 
Solía llevarme con frecuencia mi padre,
 
durante los veranos,
 
hasta esta fuente,
 
donde calmábamos la sed estival,
 
tras el recorrido por la carretera,
 
bajo los soles implacables
 
de julio y agosto...
 
 
Mi padre, solía llevar en un bolsillo,
 
uno de aquellos vasos de aluminios,
 
aplanados,
 
que dejábamos un reto bajo el chorro de la fuente,
 
para, luego, deleitarnos
 
con la frescura del agua...
 
 
Mi abuela, utilizaba aquellos vasos
 
cuando hacía mantecadas,
 
para recortar la masa,
 
previamente igualada con el rodillo...
 
Salían, así,
 
unas sabrosas pastas,
 
con forma de óvalo alargado,
 
tras pasar por el horno...
 
 
Desde "Forranchinas", se divisaba una huerta,
 
y parte de la casa, donde, no sé si vivía
 
la familia de labradores,
 
o sólo se utilizaba para guardar los aperos 
 
y para cobijo de los animales...
 
 
 
Vista desde la fuente de "Forranchinas"...
 
 
Al referirnos a esta fuente,
 
decíamos sólo, "Forranchinas",
 
a diferencia de las otras fuentes,
 
que, antes de sunombre,
 
llevaban "la fuente de"...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: jacaenlamemoria.
 
Imagen: mirarlook/cuevadelcoco).

El jardín de los Irigoyen...

 
 
 
 
 
 
Fachada sur de la casa de los Irigoyen.
 
Recibía sol todo el año...
 
Arriba, en la espaciosa terraza,
 
las chicas Irigoyen
 
solían celebrar algún que otro "guateque"...
 
 
La fotografía,

es de los primeros días de enero,

de 1990.
 
 
Creo que es la ultima que tomé,
 
 subido en el muro de la terraza
 
de la antigua casa...
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
(Archivo: jacaenlamemoria.
 
Imagen: mirarlook/cuevadelcoco).